Mi Mochila Viajera

El mejor regalo de cumpleaños: VIAJAR


Desde hace ya seis años sigo la bonita tradición de pasar mi cumpleaños de viaje. Quizá por que para mí esa fecha es muy importante y me gusta celebrar de una forma que me haga sentir especial conmigo misma. Por lo tanto, no hay mejor auto regalo que explorar alguna ciudad nueva, un pueblo lejano o simplemente cambiar de aires o visitar algún sitio que me haga sentir más viva que nunca.


Cuando estaba próxima a cumplir los 30 años, me dio pánico sentir que no había hecho algo provechoso de mi vida. Así que, contrario a lo que todos pudieran pensar, omití la gran fiesta y solo festejé con algunos cuantos amigos importantes en ese entonces.


Pero hacer fiestas ya no me llenaba. Lo consideraba un gasto inútil, un estrés innecesario y un sinfín de detalles absurdos que debía cuidar para que la gente viniera a verme, como si le dijeras al mundo: “¡Hey, mírenme, háganme caso porque soy especial por lo menos un día al año!”.


No. Ya no quería esperar llamadas, mensajes o reverencias durante 24 horas. Mi vida no se limitaba a eso. Si iba a entrar al “tercer piso” tenía que ser de manera original o, por lo menos, a mi manera, como diría Frank Sinatra.


Así pues, me embarqué hacia Cancún y tuve uno de los cumpleaños más memorables frente a la playa, cenando en un restaurante que yo elegí, comiendo lo que a mí me gustaba y sin preocuparme por nada más, que por complacerme y sentirme feliz en ese momento. Así pues, di paso a una de las mejores etapas de mi vida: la viajera.


Conforme pasan los años, esto se ha convertido en una pasión. Cada mes de junio me emociono porque sé que una nueva aventura me espera. Sola o acompañada, lo importante es estar yo presente y hacer contacto conmigo misma y con el entorno. Estar consciente de que en edad es un año más y puede ser que un año menos que me queda por vivir. Depende de cómo lo veas.


Así pues, logré ir a Chiapas, luego a San Luis Potosí, luego brinqué a las Vegas para mis 33. Cuba fue buena idea para llegar a 34; mientras que Nueva York me hizo los honores en los temidos 35: la mitad de la década, ¡qué susto! Por ahora debo andar en algún sitio desconocido celebrando los bien vividos 36, seguramente con alguna copa de vino o haciendo realidad un sueño viajero, como ya es costumbre.


Al final, no importa en dónde estés el día de tu cumpleaños, sino la forma en que lo disfrutas y haces lo que realmente deseas. Porque por un día entero te sientes el rey o la reina del mundo, eres invencible y te estás convirtiendo en una persona más sabia.


Comerte el mundo también es parte de esa travesía entre año y año, la vuelta al Sol que estás completando no es cosa de nada. Te costó sobrevivir, te costó ahorrar para irte de viaje y pasarla de lo mejor; te costó llegar hasta aquí. Disfrútalo, apapáchate y pide con todas tus fuerzas cumplir un año más la próxima vez. Hazlo viajando. Es el mejor sentimiento del mundo. Te lo juro.

Aviso Oportuno

Cuartos en Renta, Villa de Álvarez

Cuartos en Renta, Villa de Álvarez

Casa en venta, Villa de Álvarez

Casa en venta, Villa de Álvarez

Residencia en venta, Villa de Álvare

Residencia en venta, Villa de Álvare

Chevrolet Prisma 2016

Chevrolet Prisma 2016

Sentra 2005, Manzanillo

Sentra 2005, Manzanillo

Toyota Cambri 2016

Toyota Cambri 2016

Cambio por Tsuru, Colima

Cambio por Tsuru, Colima

1/8
1/292

Quiénes somos

Contacto

Anúnciate

Periodistas comprometidos con la verdad

Aviso legal

Aviso de privacidad

Derechos Reservados © La Lealtad 2021

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey YouTube Icon