Al Robot: Trabajar por encargo

Por Edgar Tercero.

Trabajar por encargo


La manera en la que trabajamos esta cambiando, desde la adopción de trabajo remoto o híbrido, así como el uso de internet como elemento fundamental de comunicación, lo que ha provocado el arribo de nuevos retos. Principalmente la seguridad de los datos en línea, lo que conlleva el uso de nuevas herramientas para realizar las actividades, aprender nuevas formas de protegernos, pero el aumento en el uso de datos ha permitido obtener información sobre el comportamiento humano y hacia donde se debe dirigir la atención.


A raíz del COVID-19, el 84 % de los empleadores dijeron que estaban listos para digitalizar rápidamente los procesos de trabajo y, a su vez, expandir el trabajo remoto, con el potencial de trasladar al 44 % de su fuerza laboral al trabajo remoto.


Cada vez más personas son ahora "trabajadores temporales". Solo en los EE. UU., más de un tercio de los trabajadores (36 por ciento) participan en la economía de trabajos temporales, y más del 90 por ciento consideraría trabajar por cuenta propia.


El setenta y cinco por ciento de la fuerza laboral estará representada por millennials para el 2030. Y los millennials se sienten muy cómodos participando en la economía por encargo (gig economy); casi la mitad de todos los millennials usan plataformas de economía por encargo para encontrar trabajo.


Este cambio general hacia el trabajo remoto y el trabajo independiente o por encargo significa que el grupo de talentos ahora es verdaderamente global. Su próxima contratación podría estar literalmente ubicada en cualquier parte del mundo. Podrían ser un contratista independiente o un trabajador temporal flexible, o un empleado de tiempo completo que trabaja de forma remota el 100 por ciento del tiempo.


Las ventajas para los empresarios son obvias. Por un lado, ya no estás a merced de los mercados laborales locales; los empleados no tienen que estar en la misma ciudad que su negocio, o estar dispuestos a mudarse. Esto requerirá que las organizaciones reconsideren sus estrategias de contratación y modelos de empleo.


GIG Workers (Trabajadores por encargo)


Un trabajador por encargo es un profesional que, en lugar de recibir un ingreso regular, recibe salarios basados en los proyectos de una sola vez, o "encargos", que completan. Esto crea un ambiente de trabajo flexible, donde los empleadores pueden ofrecer pago solo por el trabajo que está disponible para que lo realice un trabajador. La gig economy es el entorno laboral y profesional en el que trabajan estos profesionales.



Sin embargo, esto no es totalmente efectivo en todo el mundo. Países como México donde la costumbre o idiosincrasia de trabajo es ver al empleado sentado en una silla todos los días coloca ciertas barreras para moverse a estos sistemas, además de no tener una costumbre de que el empleado haga sus declaraciones y pago de impuestos mensuales, además de pagar otras prestaciones como seguro de gastos médicos o ahorro para el retiro y vivienda. Esto pone en desventaja a México frente al cambio notable en la economía mundial, pero veamos un poco lo que los mexicanos buscan actualmente.


El estudio "Regreso a la oficina 2022"realizado por OnePoll destacó que 36 por ciento de los profesionistas mexicanos prefiere días fijos previamente determinados para trabajar a distancia y otros en oficina. Por su parte, el mismo porcentaje de profesionistas desea trabajar únicamente de forma presencial. Además, 22 por ciento prefiere un formato híbrido flexible, es decir ir a la oficina los días de su preferencia. Finalmente, la encuesta solicitada destaca que el 5% prefiere trabajar completamente de forma remota.


Un aspecto importante que los empleadores en México deben considerar es brindar flexibilidad a los trabajadores, es decir, que puedan elegir el modo de trabajo de acuerdo con su productividad y circunstancias laborales y personales.


Sin embargo, el 48% del 81% de los trabajadores de México que han regresado a trabajar en oficinas van los cinco días de la semana. Además, casi la mitad de las personas que regresaron completamente presencial fue por exigencia de su empleador.


El 34% de empleados que decidieron regresar a oficina, se debe a que allí cuentan con las herramientas adecuadas para poder trabajar, así como menor grado de distracciones. Pero si me preguntan a mí, esto se debe a falta de una cultura para organizarse, invertir en lo que, si deja, sobre todo con la tendencia a trabajar por cuenta propia, lo cual requiere de equipamiento adecuado para el desarrollo de la vida profesional, pero nuevamente es una forma de pensamiento, acostumbrada a que todo se lo den y la gente solo tienda a quejarse de sus malas circunstancias sin hacer algo para remediarlo. Sino simplemente volteemos a ver la exigencia de hacienda de una carta que la mayoría de la población desconoce, solo aquellos que ya pagamos impuestos sabemos de su existencia desde hace años.


Nuevamente, no todos los trabajadores tienen las mismas necesidades, por lo tanto, también los empleadores deben incorporar nuevos sistemas y condiciones para contar con la mano de obra calificada, atendiendo a las necesidades de estos, sin perder de vista el costo-beneficio que esto debe traer para ambas partes. Esto implica en invertir en tecnologías seguras que permitan la colaboración sin complicaciones.


Hay que abrir los ojos y renovarse, porque si la tendencia es encontrar empleados en un mercado global, las oportunidades para latinoamericanos se incrementan, sin la necesidad de mudarse, pudiendo trabajar desde lugares paradisiacos, lo único que se requiere es que diferentes estados inviertan en la infraestructura necesaria para asegurar una comunicación fluida, a la vez que los empleadores ofrezcan las herramientas adecuadas para que el empleado pueda llevar a cabo sus actividades de manera remota. Esto traerá derramas económicas en estados que antes solo vivían del turismo.


Pero para ello se requiere un cambio en la mentalidad de sitio, un plan de crecimiento en conjunto, creando alianzas estratégicas entre todos los sectores. Sin olvidar cuales son las necesidades principales de los empleados llegando a crear las alternativas específicas de cada mercado. Evitando así la fuga de mano de obra al extranjero.


Además, 49% de los mexicanos se cambiaría de empleo si le dieran la posibilidad de trabajar por objetivos y no para cumplir un horario; un 83% prefiere un empleo con horario flexible y 42% cree que haciendo home office sería más productivo.


Los empleados mexicanos demandan mayor movilidad y flexibilidad, puntos que toman mucho en cuenta, ya que actualmente el 75% considera “muy importante” la flexibilidad laboral.


Los números no mientes, solo hay que aprender a leerlos, si bien no se puede dar gusto a todo mundo hay que ejecutar y seguir evaluando hasta encontrar ese equilibrio necesario en el mercado digital actual.


“Flexibilidad es la palabra más escuchada en este siglo”





Aviso Oportuno

Cuartos en Renta, Villa de Álvarez

Cuartos en Renta, Villa de Álvarez

Casa en venta, Villa de Álvarez

Casa en venta, Villa de Álvarez

Residencia en venta, Villa de Álvare

Residencia en venta, Villa de Álvare

Chevrolet Prisma 2016

Chevrolet Prisma 2016

Sentra 2005, Manzanillo

Sentra 2005, Manzanillo

Toyota Cambri 2016

Toyota Cambri 2016

Cambio por Tsuru, Colima

Cambio por Tsuru, Colima

1/8
ahifores_Mesa de trabajo 1.jpg
organon_Mesa de trabajo 1.jpg