Diurnarius: Griselda Martínez, moral y técnicamente derrotada

Por: Miguel Ángel Sánchez Romero

Griselda Martínez, moral y técnicamente derrotada



El equivocado discurso de odio con el que Griselda Martínez Martínez, candidata de MORENA a la Presidencia Municipal de Manzanillo, trata de convencer a los ciudadanos para que nuevamente vuelvan a votar por ella, nos deja en claro que “está moralmente derrotada”; la disruptiva llegada de Jorge Luis Preciado al escenario político-electoral del puerto, echó abajo los planes de “Gris” para reelegirse.


Griselda Martínez se equivoca terriblemente al incitar a la violencia…, “a ver, ¿por qué no vino Jorge Luis que privatizó todo, chingó todo y nos chingó a todos los mexicanos? ¿Por qué no lo agarraron y lo bajaron a pedradas?, porque a ese hay que seguirlo a pedradas, es responsable de la pobreza de la mayoría de los mexicanos…”; sin duda un discurso cargado de odio, frustración y derrota, pero sobre todo un discurso que se contrapone a la filosofía del presidente Andrés Manuel López Obrador de “abrazos y no balazos”, pero al parecer “Gris”, como muchos otros “neopoliticos” de MORENA, piensa que la política es un asunto de bravuconas y que se gana con amenazas e incitando a la violencia y aquí es donde uno se pregunta: ¿y sus asesores para qué sirven? ¿A caso no se dan cuenta que su rival es un experimentado político que sabe de sus menesteres? Griselda es violenta hasta en su refinado vocalario porque piensa que la agreción verbal la acerca a la gente y eso sin duda se lo han reforzado sus asesores.


El llamado que hace a la población la abanderada de la 4T para que agredan físicamente al candidato de la coalición Va por Colima, debió ser suficiente para que la autoridad electoral le retirará la candidatura y otorgara las medidas cautelares a Jorge Luis Preciado para su protección, debido a que no hay que olvidar que en MORENA hay fanáticos que en cualquier momento pueden perpetrar un atentado en contra del candidato del PAN a la Presidencia Municipal de Manzanillo o de cualquier otra u otro candidato de cualquier partido, obedeciendo el llamado que hizo Griselda de “seguirlo a pedradas”.


Griselda Martínez debe de entender que el responsable de que las preferencias electorales no le favorezcan y su candidatura vaya en caída libre, no es Jorge Luis Preciado, él como los otros candidatos están haciendo sus campañas de acuerdo a su experiencia, recursos, equipo de campaña, respaldo de su partido y de su candidata o candidato a la gubernatura. Si Griselda no tiene ni experiencia, como lo ha dejado ver, ni mucho menos un buen equipo de campaña, eso no es problema del que se pregona “ya llegó el que va sacar a Gris”.


Los verdaderos responsables de que ahora Griselda Martínez se encuentre en segundo lugar de las preferencias electorales, con altas posibilidades de caer hasta el tercero, son y siempre han sido sus propios asesores que la llevaron por el camino equivocado, pues nunca supieron hacia dónde ir, le hicieron comprar pleitos absurdos con regidores, trabajadores, sindicato, medios de comunicación y con un gran número de sectores de la población, además de no mesurarla en su retador y violento discurso. No haberse rodeado de buenos aseores le está cobrando la factura de algo que podo haber evitado… si hubiera llegado a consensos y mantenido los equilibrios —algo que es fundamental en política—, pero no lo hizo. Gris apostó por la confrontación y la lucha de fuerzas, un lujo que ningún político se puede dar cuando aspira a reelegirse o brincar a otro cargo de elección popular, incluso el propio presidente corrigió la plana con el sector empresarial de México para evitar una confrontación que no iba a poder sostener.


Griselda Martínez, no podrá negar que tuvo todo para reelegirse o para lograr la candidatura que ella quisiera sin ningún problema y hubiera podido ganarle a cualquiera que le pusieran en frente, pero no lo supo aprovechar. Contaba con un presupuesto de más de mil millones, el apoyo del gobierno federal, puerta abierta con el Presidente de la República; lamentablemente, Griselda Martínez es recordada por el atentado que sufrió y no por la obra que hizo en más de dos años en Manzanillo; como ya lo dije líneas arribas: sus asesores, que en su mayoría se formaron en la escuela del neoliberalismo y que al final terminaron por mantener las políticas neoliberales de administrar la pobreza y fortalecimiento de la recaudación de impuestos, generó descontento e inconformidad entre la población, lo que ocasionó la crisis político-electoral en la que se encuentra ahora.



No tengo la menor duda que muchas de las decisiones que tomó Griselda Martínez y que hoy la tienen contrata la espada y la pared, las hizo de buena fe y por su minúscula experiencia gobernando, pero sobre todo por confiar ciegamente en sus asesores y colaboradores más cercanos que solo le endulzaban el oído. Desafortunadamente, a Griselda le doraron la pildora y ahora que el barco se hunde muchos de sus supuestos incodicionales ya la han abandonado o se encuentran en vías de hacerlo pensando en sus propios intereses.


En política nada está escrito y las tendencias pueden cambiar de la noche a la mañana. Aún quedan 30 días de campaña, esperemos que Griselda Martínez recapacite, corrija la plana, cambie su violenta estrategia y florido lenguaje, pues no puede seguir incitando a la violencia porque si de algo está cansada la población del puerto y en general de todo Colima es justo de la violencia desbordada que se vive en el estado.


Aviso Oportuno

Cuartos en Renta, Villa de Álvarez

Cuartos en Renta, Villa de Álvarez

Casa en venta, Villa de Álvarez

Casa en venta, Villa de Álvarez

Residencia en venta, Villa de Álvare

Residencia en venta, Villa de Álvare

Chevrolet Prisma 2016

Chevrolet Prisma 2016

Sentra 2005, Manzanillo

Sentra 2005, Manzanillo

Toyota Cambri 2016

Toyota Cambri 2016

Cambio por Tsuru, Colima

Cambio por Tsuru, Colima

1/8