top of page

Cecilia Suárez sobre la violencia de género: ¿Qué se odia de nosotras?


© ONU Mujeres/Ryan Brown/ Cecilia Suárez interviene en la sesión de la Iniciativa Spotlight durante el Fin de Semana de Acción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2023.


* La actriz mexicana comparece en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York en una sesión dedicada a evaluar los avances y retos en la eliminación de todas las formas de violencia contra la mujer y en vísperas de la Asamblea General.


El llamado a la lucha por la igualdad de género y la eliminación de todas las formas de violencia contra la mujer se escuchó en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, cuando la actriz mexicana y activista de la Iniciativa Spotlight, Cecilia Suárez, intervino en una de las sesiones celebradas en vísperas de la Cumbre de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.


Basta ya. Ni una más


Por su interés, reproducimos aquí toda su intervención:


“Incapaces de pronunciar palabra cuando nuestros ojos recorren las cifras registradas de agresiones, abusos, violaciones y muerte contra las mujeres en el mundo entero. De tan apabullantes, pareciera que buscan asesinar nuestras palabras. Incapaces de articularse ante el dolor, el horror y la ceguera, que no únicamente continúan, sino que parecen crecer”.


Nos quedamos afónicas, incapaces de encontrar el verbo o el sustantivo para no gritar, para convertir la rabia y el dolor en una propuesta que conmueva y que convenza. Lo irónico es que no nos queda otro camino sino hacernos siempre de palabras que traduzcan en ideas las vidas cegadas, quebrantadas y rotas de millones de mujeres y niñas.


Escuchen, por favor: En 2017, 87.000 fueron intencionalmente asesinadas. De esas 50.000 fueron por compañeros íntimos, sentimentales o miembros de su propia familia.


Entonces, volvemos a preguntar, ¿qué se odia de nosotras? ¿La sumisión? ¿La rebeldía? ¿Las preguntas? ¿El hartazgo? ¿La resistencia? ¿A quién se odia en nosotras? ¿A la madre? ¿A la amiga? ¿La hermana? ¿A la esposa? ¿A la amante? ¿O simplemente a cualquier mujer? ¿Por qué se nos odia?


El odio no es una opción

S

i triunfamos, como las futbolistas españolas coronadas recientemente campeonas del mundo, nos odian. Si fracasamos, también nos odian. Pareciera nuestra condena a un oscuro callejón sin salida, puesto que nada parece mitigar esa rabia sorda, ese odio visceral a las mujeres y todo lo que ellas representan.


Pero sépanlo todas y todos: Para nosotras el odio no es una opción. Fuera de toda duda, las mujeres del mundo hemos tenido logros alcanzados con tesón, convencimiento y especialmente, amor y compromiso por la vida, la paz, el respeto y la comprensión de nosotras mismas y de los demás. Hemos hallado todos los caminos, abierto todos los canales de comunicación, todas las maneras de pedir, de exigir, de construir.


El esfuerzo institucional está haciendo visibles estos resultados, pero es frágil de cara al mañana, pues depende del convencimiento de quienes tienen en sus manos la necesaria y urgente continuidad de esta iniciativa.


Nuestro cuerpo es solo nuestro


Por eso las palabras siguen siendo nuestras aliadas más poderosas, las que permiten abrir mentalidades, exponer realidades, manifestar nuestras propuestas, compartir los caminos. Son las palabras las que nos permiten considerar que la educación es un espacio esencial de ese esfuerzo por transformar los pensamientos y las actitudes que nos esclavizan a todos. Porque el dolor y el quebranto no pertenece únicamente a las víctimas sino también a quienes agreden.


Una educación pública y privada que como un dique prevenga que las nuevas generaciones adolescentes y jóvenes dejen de considerar que la violencia de género no existe y que los cuerpos y vidas de las mujeres existen para satisfacción de quien quiera emplearlos, objetivarlos y desecharlos. Basta revisar el histórico esfuerzo que hemos hecho en el simple convencimiento de que nuestro cuerpo es solo nuestro.


Me atrevo a considerar, que llegará el día en que las palabras mismas se transformen y compriman mientras las mujeres del mundo emitimos un grito imperecedero que abarque el universo conocido con un Basta ya. Ni una más”.


© ONU Mujeres/Ryan Brown/ De izquierda a derecha, Sinead Bovell, Cecilia Suárez, Ashley Judd, Natalie Portman, Yemi Alade y Nikolaj Coster-Waldau, moderadora y panelistas de la sesión Spotlight Initiative - Fin de Semana de Acción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2023.


La lucha sigue


En una conversación con Noticias ONU, Cecilia Suárez señaló que espera que durante la Asamblea General la igualdad de género esté muy presente en todas las conversaciones. “La agenda no se puede llevar adelante sin este tema, porque se trata de la mitad de la población”. Ante la solicitud de enviar un mensaje para todas las mujeres de Latinoamérica, la actriz contestó: “La lucha sigue”.


Además de la intervención de Suárez, la sesión contó con las declaraciones de la secretaria general adjunta de la ONU, Amina J. Mohammed, y la participación de líderes de la Unión Europea, la actriz, cineasta y filántropa Natalie Portman, la actriz y embajadora de buena voluntad del Fondo de Población (UNFPA) Ashley Judd, así como líderes de la sociedad civil y el sector privado.


La Iniciativa Spotlight es una iniciativa mundial de las Naciones Unidas en colaboración con la Unión Europea y otros socios. Su objetivo es eliminar todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas.




Fuente: ONU

Comments


Aviso Oportuno

Cuartos en Renta, Villa de Álvarez

Cuartos en Renta, Villa de Álvarez

Casa en venta, Villa de Álvarez

Casa en venta, Villa de Álvarez

Residencia en venta, Villa de Álvare

Residencia en venta, Villa de Álvare

Se vende Hyundai, Verna 2005

Se vende Hyundai, Verna 2005

Chevrolet Prisma 2016

Chevrolet Prisma 2016

Sentra 2005, Manzanillo

Sentra 2005, Manzanillo

Toyota Cambri 2016

Toyota Cambri 2016

Cambio por Tsuru, Colima

Cambio por Tsuru, Colima

1/13
1/475
WhatsApp Image 2024-05-15 at 1.09.41 PM.jpeg
organon_Mesa de trabajo 1.jpg
La Lealtad 243x400px.jpg
BANNERS INUNDACIONES_LA LEALTAD (1).jpg
bottom of page