Resoluciona: Osorio Chong y el sentir de la población


Osorio Chong y el sentir de la población


Atracción y repulsión son dos fuerzas que operan en cada situación que uno siente, piensa y/o actúa. Uno busca adherirse a lo que me es afín, es decir lo atractivo, lo que considero que me hace vivir mejor. Por el contrario, uno se aleja de todo aquello que representa, para la creencia de uno mismo, algo no deseado. Esta es la condición donde entre polaridades nos debatimos a diario y dependiendo hacia donde se incline la balanza, será nuestra manera de experimentarnos en nuestra existencia.


Lo normalizado, que no es precisamente lo armónico, sino lo que culturalmente hemos co-creado, es dejarte llevar por la afinidad, es decir, por la atracción, socialmente sería, por aquel referente identitario que como forma específica me llena y por lo tanto me absorbo en esa forma, lo que se convierte en un apego de tipo adictivo hasta que colapsa en algún tipo de desgracia.


Contrariamente, el polo de la repulsión, cada vez más lo rechazamos al grado de experimentar odio, sed de venganza, impotencia, etc.


Así vamos construyendo sociedades, como la nuestra, altamente polarizadas, lo que va en contra del principio de creación y armonización que en lugar de chocar los polos, hay que conciliarlos para crear luz, servicio, armonía, conciliación, paz, convivencialidad, competencia comprensiva y generosa.


Los polos hay que conciliarlos y no chocarlos brutalmente.


En el terreno de lo social, los medios tradicionales y la cúpula de poder colapsaron, están colapsando porque se hundieron en su propia atracción generando un fuerte polo de rechazo, representado por la población mexicana a la cual, en términos de línea política, se le sometió a condiciones extremas en cuanto a oportunidades, dada la riqueza natural de nuestro territorio.


La población, por un polo, y la famosa cúpula de poder, por el otro polo llegaron a un fuerte choque dado el paradigma convencional en que solemos representarnos de manera tal que “si no estoy pisando, seré el pisado” y esto es vivir polarizando, no conciliando, no creando, simplemente reaccionando reactivamente.


La televisión y sus figuras tradicionales mostrando una muy definida línea para configurar mediáticamente una idea de México y los mexicanos. Las redes, por otro lado se convirtieron en el polo, un polo que puede ser para solamente descargar el rencor provocado por el poder o bien un polo que podrá ver más allá de las formas inmediatas y comunicar que las condiciones del PRI, por ejemplo, también son condiciones que están en cualquier tipo de partido o de movimiento, es decir el malestar, el ignorar el servicio generoso al pueblo, para solo atender los intereses egoístas con los recursos públicos es una cuestión inmersa en nuestras interacciones socio-culturales, dado el paradigma en donde nos hemos metido en la cabeza que hay que pisar para que no te pisen y que más que justicia uno reclama venganza por la falta de una educación de la propia existencia personal.


En pocas palabras, no hemos cultivado virtudes porque los sacerdotes de cualquier culto, las han revestido de fantasía y delegado a la exclusividad de a quienes proclamaron santos. Lo cual es una aberración a nuestra capacidad humana para trascender. Cuando mucho podemos aspirar a dejarnos por un sacerdote o un líder que nos hable de algún santo y que nos diga que a nosotros solo nos queda sentir culpa y que dios nos perdone, con lo cual habremos cumplido. Siguiente paso hacer una oración tremendamente lastimosa para sentirnos abajo. ¡Ah! y el sistema educativo tampoco le entra al cultivo de virtudes.


No es excesivo comer fruta en un vasito de cartón, como sí lo afirmó Osorio Chong, excesivo es lo que por sexenios al pueblo se le apretó a pesar de tener un territorio muy rico. Cuando tengamos un nivel de oportunidades políticas y sociales, una calidad de vida al nivel de Noruega, Suiza, etc, entonces no habría problema por aumentar salarios a los servidores públicos y costearles edecanes y servicio de cofee-break. Entonces sí no sería un exceso.

No hay que dejarnos atrapar por lo atractivo, mesura. Ni odiar la repulsión pues nos volvemos tremendamente intolerantes, por esto hay servidores públicos que robarán para que les alcance. Así lo han dicho algunos.


Educarnos en virtudes es aprender a sostener palabra, sentimiento y acción, es salud mental entonces sí uno apenas es apto para la posibilidad de ser un servidor público, una televisión, unas redes sociales, una población coherente, convivencial.


* Atención terapéutica y transformación personal al 3121948753


Aviso Oportuno

Cuartos en Renta, Villa de Álvarez

Cuartos en Renta, Villa de Álvarez

Casa en venta, Villa de Álvarez

Casa en venta, Villa de Álvarez

Residencia en venta, Villa de Álvare

Residencia en venta, Villa de Álvare

Chevrolet Prisma 2016

Chevrolet Prisma 2016

Sentra 2005, Manzanillo

Sentra 2005, Manzanillo

Toyota Cambri 2016

Toyota Cambri 2016

Cambio por Tsuru, Colima

Cambio por Tsuru, Colima

1/8
1/292

Quiénes somos

Contacto

Anúnciate

Periodistas comprometidos con la verdad

Aviso legal

Aviso de privacidad

Derechos Reservados © La Lealtad 2021

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey YouTube Icon