Ágora


Tecnología vs Confianza. Un comentario personal en torno al dispendio de la información y el respeto propio en las relaciones de pareja.

Tener la clave de acceso de nuestra pareja a Facebook, Twitter, Hotmail o cualquier otro recurso de comunicación disponible en red, no es como algunos afirman: una gran prueba de amor. Antes bien, estoy convencido que buscar su acceso, –con o sin el consentimiento de la pareja–, resulta un ejercicio carente de todo sentido amoroso, pues constituye una falta de respeto a su privacidad y por ende al afecto que decimos tenerle. En ese sentido, la calidad de cualquier vínculo afectivo no puede verse fincada en la intromisión invasiva de la vida propia, así se trate de una pareja. Mucho menos en el desgaste de someter a prueba la veracidad de nuestras emociones en nombre de una falsa transparencia informativa, a través de la cual se degrade la libertad personal del ser amado. Cualquier experiencia amorosa ve erosionados sus fundamentos, cuando se tiene por condición la renuncia de lo propio y la falta de confianza. Porque en cualquier relación la existencia de elementos limitativos que coaptan la independencia personal de quienes en ella participan, ofrece mayores razones para pensar y buscar un cambio, que para procurar su continuidad. Si algo revela la intermitente explosión tecnológica que nos envuelve desde el boom de los ordenadores, comunicaciones satelitales, fibra de vidrio, y la aparición de redes sociales, así como de múltiples y muy variados servicios de entretenimiento a distancia, es que cuanta más información disponemos de nuestros hábitos cotidianos, más ridículas e irrisorias pueden volverse nuestras exigencias en el ejercicio de los mismos. Hoy como nunca, el enorme acerbo tecnológico disponible, nos ha vuelto capaces de rastrear, –al punto de la enajenación–, cualquier actividad de propios y extraños. Como si por hacerlo, se tomara mayor relevancia en la vida. En ese sentido, es sorprendente como la necesidad de saberlo todo sobre nuestra pareja, resulte una idea tan valorada en la actualidad, cuando es justo por lo contrario que se busca conocer y establecer una relación con quien decidimos amar. Porque quien se sabe amado y respetado, pocas o nulas consideraciones tiene para suponer, que por conocer a detalle lo que su pareja hace en un día cualquiera, se le guarda mayor cariño que si no. Bajo tales circunstancias me pregunto: qué sería de nuestra sociedad tan acostumbrada a la exhaustiva disponibilidad de información personal en tiempo real, si un día amaneciéramos con la circunstancia de no poder utilizar ninguna de las opciones de comunicación que tan cotidianas nos parecen. ¿Procuraríamos entonces nuevos y más efectivos esquemas de convivencia y socialización? ¿Serían todas esas exigencias de información que muy lógicas parecen a muchos, tan permisibles como se han vuelto, –desde que exhibir la vida se ha convertido en un ejercicio casi obligado, en ausencia del cual se considera nuestra vida como inexistente? Como si de no informar a propios y extraños de lo que hacemos significara que nos hallamos aislados. No lo creo. En últimas de cambio, cuando se ha llegado a la necesidad de permanecer informado bajo cualquier circunstancia, es claro que algo en la relación se ha perdido mucho antes de verse en la consideración de fiscalizar a la pareja. En tales circunstancias, de muy poco sirve estar a la expectativa de verse o no correspondido, y enteramente informado, porque en cualquier experiencia amorosa, el único tipo de claves por las que tiene sentido estar atentos, no son las del acceso cibernético informativo, sino las del cariño, la comunicación, la reciprocidad, la confianza y el respeto.

Aviso Oportuno

Cuartos en Renta, Villa de Álvarez

Cuartos en Renta, Villa de Álvarez

Casa en venta, Villa de Álvarez

Casa en venta, Villa de Álvarez

Residencia en venta, Villa de Álvare

Residencia en venta, Villa de Álvare

Chevrolet Prisma 2016

Chevrolet Prisma 2016

Sentra 2005, Manzanillo

Sentra 2005, Manzanillo

Toyota Cambri 2016

Toyota Cambri 2016

Cambio por Tsuru, Colima

Cambio por Tsuru, Colima

1/8
1/291

Quiénes somos

Contacto

Anúnciate

Periodistas comprometidos con la verdad

Aviso legal

Aviso de privacidad

Derechos Reservados © La Lealtad 2021

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey YouTube Icon